El secreto de Lenny Kravitz para estar más en forma que nunca a los 56

 

 

A sus 56 años y a juzgar por sus abdominalesparece que Lenny Kravitz haya hecho un pacto con el diablo. Y es que el estado físico del cantante, aunque siempre ha sido delgado, es ahora mucho más atlético que el de hace unas décadas. Uno de los principales motivos reside en el estilo de vida que lleva, más saludable que cuando pasaba meses de gira y en constante contacto con la naturaleza.

Su obsesión por la salud se acrecentó desde que comenzó la pandemia hace un año, momento en el cual decidió dejar temporalmente su excéntrica mansión de París para mudarse a en Eleuthera, una tranquila isla de Bahamas en la que incluso ha empezado a cultivar sus propias frutas y verduras.

Las redes sociales son el principal testigo de su vida retirada de los escenarios, con las que refleja uno de sus principales hobbies: entrenar en el jardín de su casa. Según ha explicado en diversas entrevistas, el deporte siempre ha estado bastante presente en su vida para poder hacer frente al desgaste que suponían las largas giras. Por aquel entonces su entrenador era Dodd Romero, responsable de cuerpos tan esculturales como el de Shakira y Jennifer Lopez con el que entrenaba en un gimnasio en Miami.

 

Cuenta que aunque ahora la distancia les impida ejercitarse juntos, gracias a él ha aprendido las nociones para poder esculpir su cuerpo por su cuenta, y en vista de los resultados se ve que ha aprendido a la perfección. La respuesta a cómo ha conseguido hacerlo no es ningún secreto, esfuerzo, constancia y disciplina junto con una alimentación equilibrada.

Lenny Kravitx

Kravitz ha compartido en varias ocasiones algunas de sus rutinas al aire libre, en donde se precia que su gimnasio casero carece de lujos, pues solo cuenta con una barra de hierro y discos algo oxidados así como varias mancuernas. Una prueba más de que no es necesaria la tecnología más puntera para un entrenamiento completo y efectivo.

Según cuenta, en su rutina alterna tanto el cardio como la fuerza diariamente. Por la mañana realiza cardio en ayunas, ya sea correr o un entrenamiento de HIIT ligero y a media tarde otra sesión. Entre medias intercala rutinas de fuerza que supervisa vía zoom su entrenador y que, como se ha visto en las redes, consta de ejercicios básicos repartidos en series de muchas repeticiones con descansos cortos. A la hora de seguir una rutina similar a la suya no pueden faltar los siguientes ejercicios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1956 SPORT CLUB